¡Ho! Jesús, por medio del inmaculado corazón de María, te ofrezco mis oraciones, trabajos, alegrías y sufrimientos de este día, en unión con el santo sacrificio de la misa que se celebra en el mundo. Los ofrezco por todas las intenciones de tu sagrado corazón: la salvación de las almas, la reparación de los pecados, la unión de todos los cristianos. los ofrezco por las intenciones de nuestros Obispos, y del apostolado de la oración y particularmente por aquellas recomendadas para este mes por el Santo Padre.

Oración diaria al Ángel de la guarda.

Ángel de Dios mi querido guardián, bajo cuyo custodio me puso el señor iluminadme, guardarme, regid y guiadme, en este día. Amen.

“Al levantarse diariamente, se reza 7 veces gloria al padre, etc… en honor al ángel de la guarda”.

PIETA