Oración ante un crucifijo 

Miradme, o mi amado y buen Jesús, postrado en vuestra santisima presencia. Os ruego con el mayor fervor, que imprimáis en mi corazón vivos sentimientos de fe, esperanza y caridad; verdadero dolor de mis pecados, y propósito firmísimo de enmendarme; mientras que yo, con todo el amor y toda la compasión de mi alma, voy considerando vuestras cinco llagas; teniendo presente aquello que dijo de voz el santo profeta, David: “han taladrado mis manos y mis pies, y se puede contar mis huesos” (salmo 21:17-18)

 Padre nuestro, Ave María, y Gloria al Padre, etc por las intenciones del Santo Padre.

 Indulgencias plenárias cuando se reza después de la santa comunión . (S Paen Ap 2 de Febrero 1934).


Ánima Christi

Alma de cristo, Santifícame.

Cuerpo de cristo, Sálvame.

Sangre de cristo, Embriágame.

Agua del costado de cristo, Confortame.

O buen Jesús óyeme.

Adentro de tus llagas. Escóndeme.

No permitas que me separe de ti.

Del maligno enemigo defiéndeme.

en la hora de mi muerte llámame.

Y mándame ir a ti.

Para que con tus santos te alabe.

Por los siglos de los siglos. Amén.

 San Ignacio de Loyola.

PIETA

otras fuentes: http://sinagogaoraciones.blogspot.com/2011/09/oraciones-para-despues-de-la-santa-misa.html

Anuncios