NOSOTROS MIRAMOS LAS APARIENCIAS
PERO DIOS VE EL CORAZÓN

Y tu que sabes, que sabes de mi silencio
dime que sabes, que sabes de mis secretos
que descubres de mi mirada
que intuyes de mis palabras.

Dime que sabes, y tu que sabes
que conoces de mi alegría
dime que sabes,
que sabes de mi melancolía. 

Que conoces de mi poesía 
que intuyes de mi melodía 
tu no sabes nada, no sabes nada,
no sabes nada.
Entonces por que me juzgas 
si no sabes nada, no sabes nada,
entonces por que me juzgas, 
si no sabes nada.

Y yo que se, que se yo de tu silencio
yo no se nada, no se nada de tus secretos
no se nada de tu poesía
que se yo de tu melancolía 
yo tampoco se nada.

Yo no se nada
yo tampoco se nada
entonces por que te juzgo 
si yo no se nada.  

No sabemos nada
entonces por que nos juzgamos
si no sabemos nada, 
no sabemos nada.

Entonces por que nos juzgamos 
si no sabemos nada,
no sabemos nada.
Entonces por que nos juzgamos 
si no sabemos nada.

Hermana Glenda.
Anuncios