Hablado:
Juan no sabía que regalarle a su novia,
en el día de su cumpleaños.
Finalmente,
con un trozo de corcho,
le hizo un corazón con un agujero en el medio,

- ¿Qué quiere decir esto?,-
Le preguntó la chica,
él mirándola con gran ternura le respondió:

-Raquel, tú y yo nos amamos mucho,
pero, en tú corazón y en mi corazón siempre habrá un agujero,
un vacío, una soledad,
que sólo el Amor de Dios
puede llenar completamente -

¡Gracias por colmar mi corazón en Jesús!:

Tú Señor,
me has seducido
y yo me dejé,
me has forzado
y has sido más fuerte,
más fuerte que yo.

Pero ves Señor,
ahora soy motivo de risa
todo el día se burlan de mi
porque yo, ¡me he enamorado de Ti!

¡Tú me has seducido Señor!
y yo me dejé seducir,
me has forzado
y has sido mas fuerte que yo
ahora soy sólo para Ti.

Ya ves Señor tu palabra
ha sido humillación
y sacrificios,
por eso, resolví
no hablar más en Tu Nombre
ni volverte a mencionar,
pero, había en mi
como un fuego ardiente
en mi corazón,
prendido a mis entrañas
y aunque ahogarlo yo quería
no podía contenerlo.

¡Tú me has fascinado Jesús!
y yo me dejé enamorar
he luchado contra ti,
contra todo lo que siento,

¡Pero has vencido Tú!,
¡Pero, has vencido Tú!, ¡Tú!
Hermana Glenda
Anuncios