Ave María, Blanco lirio de la siempre gloriosa y serena trinidad.

Salve Brillante rosa del jardin de los deleites Celestiales: ¡o voz de quien Dios quiso nacer en esté mundo y de cuya leche el rey del cielo quiso ser nutrido! Alimentad nuestras almas  con la efusión de la gracia divina. Amen.

Palabras de la santisima virgen maría  a Santa Gertudes la Mayor. ({de las revelaciones, tomo III, capitulo XVIII).

PIETA

Anuncios