Dios Padre nos ampare, Dios Hijo nos guarde, Dios Espíritu nos bendiga, con el velo de la Santísima Trinidad sean cubiertos nuestros cuerpos; ni heridos, ni presos, ni muertos, ni vencidos, ni de nuestros enemigos vencidos. Amen.

El Poder de Dios nos valga y la fuerza de la Fe. La pureza de la Santísima Virge y la Castidad de Señor San José. Amen.

Anuncios