Jesús en la Sinagoga les desea un “feliz año Nuevo”, en compañía de todos sus seres queridos. No olviden iniciar el año encomendados a la Divina Providencia para que provea principalmente el sustento espiritual como la fe, amor, esperanza y caridad o según sea lo que cada uno necesita para poder servir a aquellos que nos rodean y a si llegar a ser mejores cristianos,  personas, hermanos, amigos, estudiantes o hijos; que Dios los bendiga y los guarde siempre.

Anuncios